Pasta de dientes natural de Dr. Hauschka Med para dientes sensibles

noviembre 28, 2016

Cuando uno piensa en pasta de dientes, creo que lo primero que le viene a la mente es la idea de encontrar una buena pasta de dientes blanqueadora que te deje los dientes blancos como la nieve y más si eres fan del café, el vino y los refrescos de cola. 

La gran mayoría las pastas de dientes blanqueadoras, blanquear no blanquean (no pueden eliminar manchas intrínsecas o de coloración) pero si son lo bastante abrasivas como para arañar la superficie del esmalte de los dientes mientras eliminan manchas superficiales, y mejor no hablamos de los blanqueamientos en centros médicos con láser o luz pulsada, ya que en mi caso ambas situaciones derivaron  en  la aparición de  sensibilidad dental.

Para quien nunca la ha sufrido molestias al comer o beber eso no parece gran cosa, pero cuando se tiene (como es mi caso) hipersensibilidad dental empiezas a fijarte mucho en lo que comes, bebes y sobre todo evitas cualquier cosa que te pueda producir una sensación dolorosa. Comidas o bebidas muy frías o muy calientes, alimentos ácidos (kiwis, fresas...) o dulces provocan en muchos casos un latigazo de dolor intenso y agudo que dura unos segundos pero que puede hacerte saltar de la silla. 
Quizás penséis que exagero, pero hace unos meses me extrajeron una muela de la arcada dental inferior, que en apariencia estaba perfectamente sana, porque el dolor que sentía en ella era tan grande que no podía masticar ni una miga de pan.  

Dada mi situación, no puedo usar dentífricos de cualquier tipo (las pastas blanqueadoras ni verlas) sólo me queda ceñirme a los productos específicos contra la sensibilidad dental que me recomienda mi dentista, con lo que no suelo sentir dolor ya que no me salto las reglas. Si alguna vez lo hago, noto las consecuencias y me toca utilizar un gel bioadhesivo que neutraliza el dolor y a los dos días ya no tengo molestias. 

Como sabéis, tengo gusto por lo natural, quizás porque observo que los cambios que he introducido en la alimentación, la cosmética e incluso en el ámbito del hogar (muebles, utensilios de cocina, decoración...) han mejorado mucho nuestras vidas pero el tema de los dientes aún no lo había tocado. 

En mis primeros post os hablé de la sensibilidad dental y de los productos que utilizo diariamente para mi higiene bucal, pero como algunos de ellos contienen ciertos ingredientes que no me gustan pensé que podía probar con un dentífrico especifico para dientes sensibles pero natural. 

Buscaba una pasta de dientes ecológica, pero como no sabía mucho sobre marcas de dentífricos naturales estuve leyendo opiniones en distintas webs de productos eco. Después de dar muchas vueltas, me decidí por la marca Dr. Hauschka que tiene muy buenas opiniones entre quienes utilizan sus cremas faciales y productos de cosmética en general y no sé si es que yo esperaba mucho pero desde ya os digo que ha sido una tremenda decepción.


Dentífrico Sensible Salino de Dr. HAUSCHKA Med 


Técnicamente la pasta del Dr. Hauschka está indicada para dientes sensibles y con el cuello dental frágil. Contiene hamamelis para reforzar la mucosa bucal, agua salina del manantial de Bad Dürrenberg como primer ingrediente (lo que le aporta un sabor salado que no me resulta desagradable porque es relativamente suave) limón, pomelo, lentisco (que junto al hamamelis le da un cierto sabor a hierbas y a zumo), esfango (que es una variedad de musgo) y arcilla. 
Tiene el sello NaTrue que garantiza que el producto ha sido fabricado con ingredientes totalmente naturales y ecológicos y es apto para veganos. 


Pasta de dientes natural de Dr. Hauschka Med para dientes sensibles




Pero he escrito ese "técnicamente" porque en mi caso ha sido un autentico desastre. Cuando se compra un dentífrico para dientes sensibles se busca sobre todo protección. Es decir, que la pasta sea suave con la dentina, que ayude a la remineralización de los dientes y que evite la sensación dolorosa. Pues bien, dejé de usar mi pasta habitual y al tercer día ya no podía soportar el dolor!! No se trataba de comer o beber, es que me dolían los dientes sin estar haciendo nada especial. Llegó un momento en el que tuve que usar anestésico local porque me molestaba mi propia saliva!!

Tardé 2 días en eliminar esa sensación dolorosa y lo conseguí volviendo a mi pasta habitual, así que con químicos malos o sin ellos no me queda otra más que aguantarme mientras sigo buscando algo más natural que me funcione.

No me entendáis mal, no es una mala pasta de dientes pero desde luego no es un dentífrico para dientes sensibles. Es una pasta de dientes normal, ni más ni menos.

Como detesto tirar cosas, más cuando los ingredientes son buenos, se la he dado a un familiar que al no tener problemas dentales como los míos está encantado. Lo cierto es que tiene buen sabor, deja una sensación agradable en la boca aunque no es muy duradera (no tiene alcohol ni mentol) y limpia bien aunque no hace mucha espuma ya que no tiene tensioactivos potentes como el lauril-sulfato de sodio.


Pasta de dientes salina Dr. Hauschka Med para dientes sensibles


¿La recomendaría? No para dientes sensibles, pero si para aquellos que no tienen este problema porque es una pasta natural que limpia sin estropear el esmalte.

Creo que lo justo sería quitar el "para dientes sensibles" porque es evidente que en ese aspecto no funciona, pero por lo demás no es una mala inversión. De todas formas existen varias pastas de dientes naturales más baratas que tampoco están mal y no tienen una textura rara (hay que ser justos y reconocer que algunas son un desastre) pero si la comparo con la marca Ecodenta (que el bote trae más cantidad, es más económica y cumple igual de bien) creo que no lo volvería a pagar.

Y vosotr@s
¿qué tal os lleváis con vuestra pasta de dientes? 

¿habéis probado algún dentífrico que no os guste nada?


Nos vemos en el próximo post, ¡feliz semana!

You Might Also Like

19 comentarios

  1. Sé a qué molestias te refieres porque me pasaba al final de los embarazos y es muy desagradable. Afortunadamente, luego desaparecían, pero me habría encantado conocer esta pasta entonces. Ahora mismo y desde hace años, soy fiel a Kemphor.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me gustaría a mi que lo mío fuera transitorio, pero me temo que estas navidades me quedo sin turrón ;-p
      Besotes!!

      Eliminar
  2. Madre mía qué desagradable debe ser lo de la sensibilidad dental. Yo sensibilidad nunca he tenido, pero la verdad es que más vale prevenir con el tema porque no debe ser nada agradable. Me resulta curiosa esta entrada justo ahora porque acabo de estrenar mi primera pasta de dientes natural y ha sido una coincidencia. Es curioso cómo mientras encontrar productos como cremas hidratantes naturales y demás tratamientos faciales que nos gusten es facilísimo, hay productos en los que todas tropezamos una y otra vez y cuesta mucho más encontrar algo que nos convenza, como desodorantes o pastas de dientes. Supongo que es cuestión de ir probando hasta dar con la tecla. Mi experiencia con la pasta natural por ahora es buena con respecto a limpieza, textura y sabor, pero tengo que probarla más y mejor para ver qué tal se comporta a largo plazo, que me extraña mucho haber dado con la tecla a la primera XD. Como siempre, me ha encantado el post y conocerte un poquito más, aunque sea en cuestiones dentales :P. ¡Un besazo enorme (o varios!), ten una feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que nos cuesta más dar con la tecla en tema desodorantes y dentífricos porque hay mucha gente que no cambia a lo natural por miedo a que el desodorante no proteja o que te dé reacción (hay muchas chicas a las que el bicarbonato o la piedra de alumbre les causa irritación) y en el caso de los dentífricos porque muchos tienen una textura y su sabor raro raro y por otra parte creo que las firmas invierten más tiempo y recursos sobre las cremas porque es lo que más demanda tiene. Tendremos que seguir probando hasta encontrar nuestros favoritos, es cuestión de tiempo y de ir conociendo las marcas ;-)
      Muuuuuuuuuchos besotes y feliz semana para ti también!!

      Eliminar
  3. Yo tengo sensibilidad, pero no tanta como tú, y no siempre. Algunas pastas de dientes blanqueadoras no me hacen daño, o yo no lo noto, y me sirven para mantener a raya nuevas manchas por tomar té, pero poco más. Tampoco me obsesiona, proque prefiero une smalte un poco más oscuro a estar rabiando todo el día por hacerme un blanqueamiento que me va a durar 4 días, y que me va a dejar la boca hipersensible.
    No he probado esta pasta dental,pero la marca me decepcionó bastante en su día,es menos natural de lo que promete, y muchos de sus productos llevan alcohol aunque se autoproclaman aptos para piel sensible.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno es saberlo, que yo tengo la piel sensible y el alcohol no es una buena idea ya que me irrita mucho, gracias por la info. Tienes suerte, yo blanqueadoras ni una porque me duelen mucho los dientes con todas. Estamos de acuerdo en que es mejor que los dientes tengan un color un poco más oscuro a tener problemas de sensibilidad todo el día.
      Besos!

      Eliminar
  4. No tengo dientes sensibles, así que el dentífrico me podría ir bien. De esta marca he probado poca cosa. En general sus productos me parecen demasiado pesados para mi piel.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. No tengo sensibilidad dental de momento, debe ser muy desagradable esto que nos cuentas. La búsqueda de un dentífrico natural ideal es algo complicada, coincido con la opinión de Marta. Y si además tienes problemas como la sensibilidad dental... imagino que es mucho más difícil. Yo he probado varias hasta que he encontrado una que me gusta y que está bien de precio, y de momento ni me atrevo a probar más... ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  6. Qué horror. Conozco la marca de oídas, pero nunca he probado ninguno de sus productos. Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  7. Sabía que sufrías sensibilidad dental, pero no hasta ese punto, vaya calvario pequeña mía (me da mucha lástima lo de las fresas y kiwis), porque queramos o no, la boquita hay que usarla a diario y cuando dice "aquí estoy yo", no hay quien pueda con ella.
    Yo ya me he convencido de una cosa, hay que usar productos naturales, eco, bio, y todo lo que nos quieran vender. Son estupendos y eficaces. Pero cuando hay un problema que requiere investigación y tratamiento farmacéutico, yo no me voy a poner quisquillosa con un par de ingredientes, si el resto me ayudan a vivir. Justo el otro día me hablaba mi hermano de la cantidad de radiación que recibimos en los aviones, pero no por eso voy a dejar de volar, ni el personal de trabajar allí.

    Con pastas de dientes, no suelo variar mucho. Según esté la cosa uno Vitis encías sensibles o Vitis aloe vera y manzana. No tengo una especial sensibilidad al comer, pero muchas noches tengo mi cruz particular que el dentista me dice que me invento. Es acostarme y empezar a notar como si todos los dientes se me estuvieran moviendo, y un hormigueo en la encía. Y eso que jamás he llevado aparatos.

    Espero que poco a poco se vaya controlando la cosa, y deseo (desde mi ignorancia del problema) que eso se pueda llegar a erradicar o paliar bastante. ¡¡Qué mi lobito azul tiene que dar buenos mordiscotes a los que se porten mal!!

    Un beso muyyy grande (o varios) y que tengas una semana estupenda!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente cura ninguna, cuando la cosa se complica toca matar el nervio y reconstruir el diente :-( desde hace un par de años me toca comer muchas frutas en forma de batido (kiwis, fresas, naranja, melón) me preparo mis smoothies caseros y tiro de pajita ;-p
      Este año este lobo "feroz" no va a pillar ni un cachito de turrón porque las cosas muy dulces me matan. El lado bueno es que al final de las navidades pasadas sólo engordé 500 gramos así que no tuve que hacer grandes esfuerzos cuando llegó Enero para volver a mi ser (jajajaja)
      Cuanta razón tienes, por mucho que me guste lo natural, visto lo visto mejor no sentir dolor aunque me tenga que aguantar algún ingrediente chungo ;-p
      Muuuuuuuuuuuuuuuchos besotes de los gordos!!

      Eliminar
  8. Vaya miedo me has metido en el cuerpo con esto que nos cuentas hoy. Creo que estoy comenzando a desarrollar sensibilidad y no lo estoy queriendo dar mucha importancia pero es que tampoco sabía que puede acabar en esto. A mí también me están empezando a pegar esos "latigazos" de dolor muy de vez en cuando y es un dolor bastante insoportable, las primeras veces alucinaba. Que miedo que me comience a pasar con las frutas ácidas que me encantan todas. Nunca me he hecho ningún tratamiento blanqueador ni he usado pastas específicas. No fumo, ni bebo café ni refrescos azucarados pero aún así tampoco los tengo blanquísimos, así que por curiosidad me había fijado en el blanqueador dental de Salvaje cosmética, que tiene muy buena pinta. Desde luego que sabiendo esto que nos cuentas no voy a probarlo, solo falte que derive en más sensibilidad. Ya mencioné en una entrada en el blog que me gustaría escribir una sobre dentífricos naturales más que nada para aprender y investigar un poco porque estoy muy pez en el tema, me ha resultado muy interesante la entrada, por otra parte como todo lo que escribes. Un abrazo

    PD: Tengo ya mi plantita de Romero!! :D Además Eco, vendían en el carrefour plantas aromáticas ecológicas y cogí unas cuantas. Es muy canija, qué ganas de que crezca y poder empezar a hacer el aceite.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo empecé con poco y ya ves como estoy, ahora busco siempre cepillos con cerdas suaves y pasta y colutorio específico. No sé si el dentífrico blanqueador de Salvaje cosmética sea o no menos abrasivo, supongo que es cuestión de ver ingredientes.
      Ahora que estamos en plena fabricación de jaboncitos de romero, también nos hemos dado cuenta de que al tener tanto romero podemos aprovechar y usarlo como miniárbol de navidad para decorar espacios pequeños. Ya os lo enseñaré por IG, creo que es una buena idea para quienes no tienen mucho sitio y no les apetece comprar un árbol de plástico. Cuando tengas la maceta super grande, ya verás que bien huele el lugar donde la tengas ;-D
      Muuuuuuuuuuchos besotes!!

      Eliminar
  9. Madre mía, no sabía que la sensibilidad dental podía causar tantas molestias 😱 Leía tu post y sentía el dolor 😨 Afortunadamente (y cruzo dedos) de momento no tengo los dientes sensibles. A mi, como me gusta tener un volcán en erupción cuando me lavo la boca, esta pasta de dientes queda descartada. Dos pastas de dientes que me funcionan bien son: la de Corpore Sano (aliento fresco) y el dentífrico de menta de Logona. La pasta de dientes me gusta que sea mentolada y espumosa 👌 Aunque no creo que sean aptas para dientes sensibles 🙈 Ya nos irás contando guapa, seguro que encuentras tu pasa de dientes natural ideal ¡Muak! 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la gran mayoría de las pastas para dientes sensibles hacen poca espuma así que yo de volcán en erupción nada de nada, a lo más que puedo llegar es a chorrillo de fuente (jajajajaja). Seguiré buscando, antes o después algo encontraré ;-)
      Muuuuuuuuchos besotes!!

      Eliminar
  10. Hola guapa!!
    Me interesa por todo lo que has contado. Yo llevo tiempo usando Kemphor y me va bien aunque si que lo siento algo fuertecillo... me gustaría los mismos resultados pero con un dentífrico más natural, todavía no lo he encontrado, a seguir buscando tambien...
    Besines

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola, María! Pues yo soy de pasta de dientes Licor del Polo normal y corriente... aunque es verdad que, salvo épocas muy concretas y a causa de la ortodoncia, nunca he sufrido de excesiva sensibilidad dental. De todos modos, es genial que nos des a conocer este producto!

    Un beso,
    Le Style et Moi

    ResponderEliminar
  12. Vaya faena! Nunca he tenido sensibilidad dental, por lo que no tengo experiencia con dentífricos específicos para ella. Uso siempre naturales y mis favoritos son los que te indique en IG, aunque sigo probando nuevos sobre todo a ver si encuentro uno que me guste con otro formato para reducir envases. Es complicado que te vaya a funcionar uno ecológico como uno de los convencionales para este tema, ya que al estar la de tina al descubierto en los convencionales llevan ingredientes que se adhieren y hacen de relleno además de otros para "anestesiar" la zona (creo por lo que he visto). Una opción si quieres probar con algo más natural seria buscar alguno que lleve (o hacerlo DIY) ingredientes con cierta función analgésica como el jengibre, canela o clavo. También se recomienda bicarbonato de sodio o arcilla blanca de uso interno, pero no se si el esmalte se vería más comprometido. Ánimo y espero que llegues a tener bajo control el problema. Besos! ;)

    ResponderEliminar
  13. Jo, qué faena! Tiene que ser muy doloroso :( Alucino de que se vendan con tanta alegría tratamientos y productos blanqueadores que puedan producir esta clase de efectos secundarios.

    A mi me gusta mucho la pasta de dientes de canela de Xily-White, aunque no sé qué tal irá para dientes sensibles.

    Besos y feliz semana a ti también! :)

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante, gracias por comentar.


Copyright © 2016 Maquillando al lobo azul. Todos los derechos reservados.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Newsletter de Maquillando al lobo Azul

* indicates required